12
Dic

CUIDA TUS MANOS Y LUCE UNAS UÑAS BONITAS

Hidratar, hidratar e hidratar. Las manos extra secas son el resultado de una falta de tejido hipodérmico, que impide que la piel de las manos sea capaz de regenerarse por sí misma, por lo que es necesario intensificar la hidratación.

Un cuidado intenso para manos secas
Las manos muy secas pican, dejan una sensación de tirantez y pueden llegar a agrietarse. Las cremas de manos nutritivas son un remedio rápido. Suavizan de inmediato la piel estropeada, la protegen y estimulan el proceso de regeneración.

Nuestro consejo
: Nivea tiene unas cremas perfectas para que tus manos luzcan increíbles en poco tiempo: la express que consigue que tu piel se hidrate al instante, la intensiva para manos muy resecas o la q10 que previene y reduce los signos del envejecimiento.

 

Nivea crema de manos

CONSEJOS PARA CUIDAR TUS MANOS Y LUCIR UNAS UÑAS BONITAS

Con exfoliantes que limpian, mascarillas nutritivas y la hidratación adecuada podrás lucir unas uñas sanas y unas manos bonitas.

Cómo funciona la Manicura perfecta! 

  1. Las cutículas –como la piel de las manos– también se pueden resecar y rasgar fácilmente. Por ello necesitan mucha hidratación.
  2. Hidrata las cutículas regularmente con aceite o crema. Para obtener mejores resultados, hazlo cada vez que te hagas la manicura. Solo tienes que aplicar el aceite o la crema con un agradable masaje y esperar brevemente a que la piel lo absorba.
  3. Para hacerte la manicura y cortarte las uñas, es mejor usar tijeras que cortaúñas, ya que estos últimos a menudo causan pequeñas grietas que pueden provocar el astillado posterior de la uña.
  4. Después, lima tus uñas y dales la forma deseada con una lima de cristal. Este tipo de limas tiene una superficie lisa que permite pulir las uñas con suavidad. Hay que empezar por la parte más rugosa de la lima y, a continuación, usar el lado de grano más fino.
  5. Es muy importante limar en una sola dirección para evitar dañar la estructura de la uña.
  6. Para que tus uñas tengan el aspecto más natural posible, dales una forma redondeada que solo sobresalga un poco por encima de la yema del dedo.
Además de ser muy eficaces, los tratamientos exfoliantes se pueden realizar fácilmente sin salir de casa:

Mezcla tres cucharadas de aceite de oliva con dos de azúcar. Aplica una abundante cantidad de la mezcla en tus manos y extiéndela con un leve masaje sin ejercer demasiada presión. El aceite de oliva deja la piel suave y sedosa y el azúcar elimina las partículas de piel muerta y garantiza una buena circulación. Para terminar, retira la mezcla exfoliante enjuagándote las manos con agua tibia. Tus manos estarán completamente preparadas para pasar a la siguiente fase de cuidados y manicura.

Fuente – Imagen | Nivea